Plantas de follaje espeso

plantas-de-follaje-espesoCuando se trata únicamente de llenar un espacio grande a base de vegetación, hay una buena colección de plantas arbustivas de interior entre las que se puede elegir y que además tienen unos precios generalmente razonables. De hecho, vienen a cumplir la misma finalidad que los fuertes arbustos de jardín. Son duraderas y presentan hojas de formas, colores y texturas interesantes. Constituyen útiles configuraciones espesas como plantas globales y generalmente se pueden mantener en un tamaño razonable o dejar que alcancen grandes dimensiones. De hecho, son plantas de interior que sirven para múltiples finalidades y los horticultores comerciales las emplean mucho en exhibiciones y decoraciones de tipos diversos.

Especies como Fatsia japonica, Grevillea robusta y Pittosporums resultan especialmente útiles como ((plantas funcionales». Tienen un buen aspecto en un amplio abanico de temperaturas, desde la aireada entrada de un hotel hasta la atmósfera caliente y cargada de una habitación con mucha calefacción, pasando por una fría y miserable marquesina. Si el cultivador que depende de sus plantas para vivir puede confiar en ellas, está claro que también puede hacerlo el aficionado en lo que respecta a su casa.

Plantas de follaje rastrero

plantas-de-follaje-rastreroDar los últimos toques a los conjuntos de plantas de interior, servir de guarnición a los macizos de plantas de las casas o los invernaderos, hacer correr un atractivo río de vegetación a lo largo de los alféizares de las ventanas, crear un motivo de atracción para la vista en una cesta colgada del techo: éste es el papel de las plantas pequeñas de follaje con tendencia natural a arrastrarse. Hay gran cantidad de especies asequibles. La rastrera Tradescantia frecuentemente es despreciada como demasiado común, pero puede ser una excelente planta cuando crece bien. Sin embargo, también hay muchas otras, desde Heixine, con sus diminutas hojas verdes, hasta Scindapsus aureus, que puede conseguirse que trepen hasta una altura de casi 2 m.

Como donde más espacio disponible hay en cualquier habitación o invernadero es por encima de nuestras cabezas, ¿por qué no utilizar al máximo este espacio introduciendo plantas rastreras en cestas colgadas y otros atractivos recipientes? No harán sino realzar el entorno. Pero recuérdese que el desarrollo de un bello conjunto de cestas colgadas llenas de plantas es un proceso lento. Es importante desmochar periódicamente los ápices de crecimiento de todas las plantas jóvenes para conseguir configuraciones más bellas y tupidas. De ese modo, las cestas no tendrán ese aspecto desaliñado y descarnado que resulta tan feo a la vista.