Flores

Las flores son una de las mejores maneras de decorar nuestros jardines. Esta es una decoración natural que embellece el paisaje de nuestro parque día a día y no da un hermoso perfume. Sin embargo existen tantos tipos de flores que a veces resulta difícil elegir un tipo con el cual adornar nuestro jardín. A continuación daremos algunas de las opciones en relación a los mejores tipos de flores para adornar nuestros parques y cómo elegirlas. Lo primero que tendremos que tener en cuenta a la hora de elegir flores para jardín es si queremos ejemplares de temporada o permanentes. Las flores de temporada por lo general duran unos pocos meses, mientras que las permanentes, si las cuidamos bien, pueden llegar a tener una duración de entre 3 y 5 años. Si nos decidimos por las flores de estación lo ideal será poder tener diferentes tipos de especies. Esto será ideal debido a que no todas florecen al mismo tiempo, y cuando unas marchitan ya tendremos otras por florecer.

cuidado, cultivo y mantenimiento de floresSi vamos a decorar una parte de jardín con flores tendremos que pensar también en la estética y en la combinación de colores que llevaremos a cabo. Algo que da un muy buen efecto es poner un fondo de plantas verdes o coníferas, de manera que las mismas contrasten con las flores de diferentes colores. En el caso de elegir flores para decorar bordes del jardín, aquí lo más recomendable será elegir aquellas de larga duración, de forma de garantizar que el borde esté siempre decorado. En el caso de elegir flores medianamente altas tendremos que tener en cuenta que para mantenerse erguidas las mismas necesitarán ayuda. Esta podrá lograrse a través de tutores que las acomoden. Aunque cuando se piensa en la decoración floral de una casa se piensa en exteriores, muchas veces se puede decorar los interiores. La colocación de maceteros en las escaleras realmente anima la decoración de la casa.

En el caso de colocar flores en interiores tendremos que tener en cuenta que a las mismas les tendrá que llegar luz y agua suficientes como para no perecer ni marchitarse muy rápidamente. Volviendo a la plantación de flores en exteriores es importante recordar que el primer paso antes de colocarlas será despejar el terreno de todo tipo de piedras, en especial las grandes, las cuales pueden resultar bastante molestas. Además de esto es importante poder agregar algún tipo de abono orgánico o fertilizante. Muchas veces el suelo no está por si solo lo suficientemente fértil, por lo cual el abono puede llegar a incrementar nuestras posibilidades de poder hacer crecer flores realmente llamativas. En relación a la disposición de las flores lo mejor es que las mismas estén ubicadas una a treinta centímetros de la otra y dispuestas en forma triangular. Lo ideal también será evitar que las plantas produzcan semillas. De esta forma evitaremos una nueva floración indeseada.

Consejos para cuidar nuestras flores

Un punto en el que muchas personas dudan sobre qué hacer es el momento donde las flores se marchitan. En este caso será importante decapitarlas, o sea, quitarles su parte superior. Esto nos garantizará que las mismas volverán a florecer dentro del mismo año. Pero, ¿por qué ocurre esto? Esto se debe a que de esta manera la planta no gasta energía en producir semillas,: de esta manera esta misma energía va a permitir una nueva floración. A la hora del riego será importante no mojar las flores si queremos cuidarlas. Mojarlas significa que probablemente las mismas se pudrirán, por esta razón es conveniente enfocar todo el agua posible hacia la tierra. Muchas veces quienes se acercan por primera vez a la plantación de flores se preguntan como hacer para que las mismas luzcan compactas y tupidas. Para lograr esto se deben despuntar los tallos principales. De esta manera las ramificaciones se verán favorecidas y podrán fácilmente florecer para aumentar la sensación de que tenemos gran cantidad de flores. Entre algunas especies de flores muy bonitas y fáciles de cuidar podemos citar los pensamientos (los cuales florece durante el invierno), los crisantemos, los girasoles, las gerberas, las clavelinas, las rosas y los geranios. Por último tendremos que rec>ordar la importancia de no regar durante el día. El sol por lo general forma un espejo de agua en el suelo que puede quemar el césped del jardín, por lo será importante esperar que caiga la noche para hacerlo. El césped es un complemento muy importante de las flores, y es lo que le da el color básico al jardín, por lo cual tendremos que hacer todo lo posible para protegerlo. Como se puede observar podemos elegir la especie de flor más bonita, pero si no la cuidamos y nos dedicamos a ella, la misma no prosperará. Por eso consideramos que la jardinería lleva mucha dedicación y tiempo si queremos lograr buenos resultados.